Clan Pagüenzo

Speysideway

Quizá una de las mejores formas de visitar la región más emblemática de Escocia, en lo que a elaboración de Whisky de malta de refiere, sea caminando a través del sendero de largo recorrido, que remonta el curso del río Spey desde su desembocadura en Tugnet, playa orientada al norte en la Bahía Spey, en pleno fiordo Moray, hasta Tomintoul. El sendero tiene una longitud total aproximada de 84 kilómetros (51,5 millas). Es un terreno fácil, bien trazado y con pocos desniveles. Gran parte de él se realiza sobre el cómodo lecho de una antigua línea ferroviaria.

El mapa inferior, tomado prestado directamente de la web oficial del Speysideway, contiene mucha información sobre distancias, poblaciones, destilerías que podemos encontrar en el camino o cerca de él y muchos otros datos de interés.

El año que lo recorrimos nosotros, fue en abril, una ola de frío polar asolaba Europa y Escocia no estaba exenta. Gracias a ello, pudimos disfrutar del trazado en un auténtico esplendor de copiosas nevadas que sin viento, decoraban los paisajes de un manto blanco espectacular y favorecían el ambiente de visita a pubs rurales, destilerías, etc.

Existe una página web oficial de este camino, con multitud de enlaces relativos a alojamientos, destilerías y otros senderos de largo recorrido por Escocia y Gran Bretaña. La dirección es: www.speysideway.org

Entre las diferentes localidades visitadas son especialmente interesantes (a nuestro juicio), Craigellachie y Dufftown. La primera es un pequeño y bonito pueblo escocés, instalado al borde del Spey. En el pueblecito hay más de un Bed&Breakfast, de alguno de los cuales conservamos un recuerdo encantador, y por supuesto un pub con suficiente animación. A la entrada, separado del diminuto casco urbano, hay un punto donde el rio Fiddich desemboca en el Spey. En ese mismo punto se encuentra una vieja casita blanca al más puro estilo escocés, que también ejerce funciones de pub, con su chimenea encendida y su anciana propietaria, sirviendo cerveza o whisky (además de dosificar equitativamente la atención y conversación entre sus parroquianos, habituales o de paso indistintamente). Dufftown es una pequeña ciudad o un gran pueblo. Se trata de la auténtica capital del whisky, con nobles edificios, estilo antiguo, plaza comercios turísticos y varias destilerías famosas dentro del núcleo urbano. Destacan especialmente The Balvenie cuyas bodegas jalonan el propio Speysideway, y sobre todo Glenfiddich Distillery, cuya visita merece la pena, ya que además de mostrar su funcionamiento, presenta un interesante espectáculo multimedia y una degustación final.

El Speysideway puede recorrerse andando, en bicicleta de montaña o a caballo. El segundo medio, o disponer de un coche de apoyo en el caso de ir andando, permite aumentar el número de destilerías y lugares a visitar. Pero, en abril, cuando nosotros lo recorrimos, coincidimos con quienes lo hacen en otra modalidad: compitiendo en una carrera popular, al más puro estilo británico.